NOTICIAS

Cálido y barato Budapest en invierno

Colmar

En cualquier época del año Budapest cuenta con atractivos suficientes para el viajero que puede pasar en la ciudad cuatro o cinco días sin llegar a aburrirse ni dejar de encontrar sorpresas. Para hacerlo más fácil la Oficina de Turismo de la ciudad, en colaboración con hoteles y balnearios ofrece durante el invierno, una noche gratis al reservar dos o tres noches de hotel y entrada también gratuita a cualquiera de los tres balnearios históricos de Budapest, además de otras ventajas y descuentos. Más información en www.budapestwinter.com/es y www.hungriaturismo.com. Una de las cosas que hace única a Budapest, y que la revaloriza especialmente en invierno, es que es la única metrópoli del mundo rica en aguas termales. Nada menos que 118 fuentes termales hay en la ciudad, con aguas que brotan a temperaturas de 21 a 78 °C, con un caudal que supera los 70 millones de litros diarios. La cultura del baño forma parte de la vida de los húngaros desde hace siglos. Es a la vez emocionante y relajante, moderno y tradicional, cotidiano y especial. Durante “Szilveszter” (Nochevieja), se abren las puertas de las casas para que todos los amigos puedan ir de visita y se recibe a todo el mundo. En Pest se eliminan las prohibiciones de aparcar y se suspende el tráfico. La gente suele disfrazarse y salen a la calle a medianoche a festejarlo con fuegos artificiales y champán. Los más sofisticados, lo celebran en una gala especial en la bella Ópera, con obras de Kodály, Liszt, Strauss, Tchaikovsky, etc. En una buena cena de Nochevieja no puede faltar la carne de cerdo en gelatina con col rehogada con champán y después salchichas calientes con mostaza y rábanos picantes, acompañados de panecillos del día. Después, de madrugada, algunos toman la sopa del trasnochador (Korhelyleves), que tiene carne, nata, col y paprika dulce… todo esto para recuperarse un poco y continuar con la fiesta. La compañía húngara de bajo coste Wizz Air tiene numerosos vuelos directos a Budapest desde Alicante, Barcelona, Madrid, Málaga y Palma de Mallorca, con precios a partir de 96 euros ida y vuelta.